El ruido del Soufflé es una serie original de The Line Breaker concebida para mostrar los hilos que conectan al deporte con disciplinas como la gastronomía o la música. Cuando se piensa, a priori, que ambas no guardan relación con el acontecer deportivo, nos encontramos con que guardan una intrínseca relación por su común denominador de ente representativo de las facultades humanas. A partir de allí, se tejen puentes conexos para explicar aquellos personajes, momentos o sensaciones que escapan a parajes anodinos más allá de nuestro entendimiento, y que solo relacionándolos con cosas que conocemos de antemano, podemos acercarnos a su comprensión. Aquí intentaremos seducir los sentidos del gusto y de la escucha mediante palabras. Claro está, acompañadas de recursos que compondrán el corpus de una experiencia distinta. El deporte visto desde otra óptica. Lo anterior dado que, al final, la clave de la innovación está en conectar hilos de diversas disciplinas para construir redes que nos ayuden a descifrar el puzzle enrevesado que conocemos como vida. A la que bastante bien le sale su monólogo intentando imitar al deporte.

Bienvenidos al nuevo mundo, bienvenidos al Ruido del Soufflé.

El ruido del Soufflé es una serie original de The Line Breaker concebida para mostrar los hilos que conectan al deporte con disciplinas como la gastronomía o la música. Cuando se piensa, a priori, que ambas no guardan relación con el acontecer deportivo, nos encontramos con que guardan una intrínseca relación por su común denominador de ente representativo de las facultades humanas. A partir de allí, se tejen puentes conexos para explicar aquellos personajes, momentos o sensaciones que escapan a parajes anodinos más allá de nuestro entendimiento, y que solo relacionándolos con cosas que conocemos de antemano, podemos acercarnos a su comprensión. Aquí intentaremos seducir los sentidos del gusto y de la escucha mediante palabras. Claro está, acompañadas de recursos que compondrán el corpus de una experiencia distinta. El deporte visto desde otra óptica. Lo anterior dado que, al final, la clave de la innovación está en conectar hilos de diversas disciplinas para construir redes que nos ayuden a descifrar el puzzle enrevesado que conocemos como vida. A la que bastante bien le sale su monólogo intentando imitar al deporte.

Bienvenidos al nuevo mundo, bienvenidos al Ruido del Soufflé.