American DreamSeriesUn paso adelante

La victoria de New York Red Bulls sobre Atlanta United del pasado domingo nos dejó una certeza: el equipo del Gerardo Martino no es el principal favorito para ganar la MLS Cup.
Gabriel Hidalgo2 semanas ago4683 min

La victoria de New York Red Bulls sobre Atlanta United del pasado domingo nos dejó una certeza: el equipo del Gerardo Martino no es el principal favorito para ganar la MLS Cup. Dicha aseveración se enfrenta a los números que la franquicia estableció desde su llegada a la liga en 2017. Una victoria en los tres partidos restantes de temporada regular les otorgaría un cupo en la próxima edición de la CONCACAF Champions League y a pesar de la derrota, se mantienen en el liderato por la MLS Supporters’ Shield; pero aquella tarde en el Red Bull Arena sirvió para exponer algunas de sus mayores falencias sin el dominio del balón.

El planteamiento de Chris Armas funcionó a la perfección: New York Red Bulls ejerció una presión alta que bloqueó la acostumbrada salida del Atlanta United. Brad Guzan no gozó de las alternativas que la mayoría de los equipos de la liga le conceden. Alejandro Romero Gamarra, Daniel Royer y Brian White se colocaron entre los centrales para así obligar la salida en largo. Darlington Nagbe, uno de los mejores mediocampistas defensivos estadounidenses fue anulado por dicha presión, lo que causó el principal problema del equipo de Martino: no hubo un pivote capaz de limpiar la salida y pisar la zona de gestación. El balón en largo se hizo recurrente y, con una línea de centrales bien adelantada, Red Bulls se hizo con la mayoría de las acciones divididas.

Lo de Romero Gamarra, el ex jugador de Huracán, fue extraordinario: recuperó el balón en 13 ocasiones y acertó 25 pases. La ausencia de Bradley Wright-Phillips le otorgó los espacios suficientes para pisar el área rival al mismo tiempo que Brian White, el joven delantero que inició su segundo partido en la temporada, se tiraba a las bandas para arrastrar marcas y hacer coberturas. El paraguayo se mostró como la principal referencia en ataque y ese fue un punto de inflexión que los centrales de Atlanta no supieron revertir. Romero Gamarra lleva rato asumiendo un papel protagónico en una de las mejores versiones del New York Red Bulls de la última década. Su casi perfecto pase filtrado lo coloca como uno de los mejores enganches de la liga y, por el contexto de su franquicia, no tardará mucho en recibir una oportunidad en la Bundesliga alemana. Su actuación como delantero fue brillante.

Ni la ausencia de Tyler Adams jugó a favor de Atlanta. Miguel Almirón estuvo lejos de su mejor nivel y fue, en gran parte, gracias al trabajo de Marc Rzatkowski. El paraguayo fue referenciado por el pivote alemán al punto de quedar completamente anulado. Sean Davis hizo lo propio con el mencionado Darlington Nagbe mientras White se encargaba de Eric Remedi. Ninguno de los mediocampistas de Atlanta transmitió superioridad y, como principal consecuencia, no gestaron jugadas en ataque para Josef Martínez y Héctor Villalba. Hasta este último retrocedió varios metros para generar algunos chispazos sin éxito. Michael Murillo fue un constante apoyo en ataque y Tim Parker lideró a la una sólida defensa local que mantuvo el orden durante los 90 minutos.

La principal conclusión que dejó la victoria de New York Red Bulls está a la vista: llegarán en un nivel superlativo a los Play-Offs. Atlanta United, por el contrario, confirma que sus mayores debilidades se exponen cuando no tienen el balón. La presión ejercida por los intérpretes de Chris Armas desnudó a un equipo que lleva varias semanas con un nivel irregular. La Supporters’ Shield no dictará lo que ocurra en la fase final de la temporada. FC Dallas, New York City FC y DC United fueron otros de los equipos que le quitaron la pelota al conjunto de Gerardo Martino y demostraron que, lejos de lo que muchos quieren creer, no es un equipo imbatible. La presencia de un goleador como Josef Martínez y el nivel europeo de otros futbolistas como Miguel Almirón y Julian Gressel, gana partidos. Pero los principales contendientes de la liga han demostrado su capacidad para sacarlos del juego y esa, debe ser la principal preocupación en la capital del estado de Georgia. Mientras tanto, en Harrison, celebran por el presente de su equipo y por un modelo deportivo que alcanzó el éxito en Europa. Hay razones para pensar que lo alcanzará en el otro continente.

Gabriel Hidalgo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Related Posts

http://thelinebreaker.co/wp-content/uploads/2018/07/TRANSPARENTE-150x150-1.png

The Line Breaker © 2017-2018 Copyright. All Rights Reserved.

Creative Commons License