American DreamSeriesLa conquista

La aplastante victoria sobre Montreal Impact del pasado 28 de septiembre sirvió como catalizadora de una idea: DC United jugará los Play-Offs de la temporada 2018.
Gabriel Hidalgo3 semanas ago5103 min

Por primera vez en mucho tiempo, DC United tiene razones para creer. La llegada de Wayne Rooney transformó a un equipo que se perfilaba para otra temporada sumido en el fracaso. El estreno de su nuevo estadio era, aparentemente, lo único que resaltaría en los libros de historia. El inglés llegó con el mismo cartel que varios otros de sus pares trajeron: uno que comenzaba a generar antipatía en el seguidor de la liga. Con pocos días, se despojó del estigma con el que ya se condiciona a los jugadores experimentados que llegan en sus últimos años de profesionalismo. Y empezó, entonces, su conquista en tierras lejanas.

A mediados de julio, DC United cargaba con uno de los peores registros de la liga. A los catorce días de ese mes estrenaron el nuevo estadio, luego de doce de catorce partidos como visitantes. Incluso, esos dos encuentros en los que oficiaron como locales se jugaron en Maryland, a 50 kilómetros de casa. Aquel día coincidió con el debut de Wayne, que otorgó su primera asistencia en la tercera victoria de la temporada, la primera en la historia del Audi Field. Desde entonces todo cambió: ocho triunfos y tres empates en quince encuentros. La aplastante victoria sobre Montreal Impact del pasado 28 de septiembre sirvió como catalizadora de una idea: DC United jugará los Play-Offs de la temporada 2018.

No es muy difícil entender el cambio que generó Wayne. Desde su llegada sus compañeros viven un sueño. Compartir vestuario con uno de los jugadores más emblemáticos de la historia del fútbol inglés es de las pocas cosas que un futbolista, al otro lado del mundo, sueña con vivir. Su influencia no solo se demuestra dentro del terreno de juego, pues el discurso que asumieron en el Distrito de Columbia transmite confianza. Luciano Acosta es el jugador que más provecho ha tomado del efecto Rooney: ocho de sus nueve goles en la temporada los anotó desde su llegada. Para el propio Wayne, Luciano se ha convertido en el compañero ideal y, tras varias goleadas y actuaciones contundentes, respaldan un pensamiento común: es una dupla que gana partidos. Rooney no solo se encargó de potenciar al argentino, sino a un sistema que aprovecha su propia figura de estrella.

El ataque de DC United también cuenta con Yamil Asad y Ulises Segura, dos extremos con cierta tendencia a jugar de interiores. Para Ben Olsen, el entrenador de 41 años que llegó en agosto de 2010, es un alivio contar con una pieza como Rooney: atrae a más de dos marcas cada vez que toma el balón y crea los suficientes espacios para sus compañeros, que en complicidad de Luciano Acosta -quien goza de total libertad para moverse- crean una de las ofensivas más feroces de la competencia. Todo esto sin olvidar la temporada de Junior Moreno y Russel Canouse en la primera línea de volantes, que han ido de menos a más y que también encontraron en el inglés un socio ideal para la gestación de jugadas en ataque. Olsen también experimentó la transformación de su estilo de juego, el cual expuso sus mayores falencias en la temporada 2017. Con Wayne, aquel juego extremadamente vertical que no se sustentaba en un retroceso ordenado, dejó de existir.

La Conferencia del Este ha estado marcada por la disputa del trono entre New York Red Bulls y Atlanta United, pero los últimos tres meses del DC United redirigen la atención a la capital estadounidense. Wayne Rooney revirtió la pobre imagen que Frank Lampard y Steven Gerrard dejaron en la liga. Transformó a una franquicia que no encontraba un rumbo deportivo y potenció, con su experiencia, a todas las personas que se desarrollan en su alrededor. Cinco goles de diferencia los separan de Montreal, el equipo que tratará de plantarse -con desventaja en partidos jugados- como el rival para el último mes de la temporada regular. Sería “una completa estupidez”, como dijo el propio Wayne, que el equipo no dispute los Play-Offs. La sensación tras sus primeras participaciones era de esperanza, pero con muchísimo trabajo por hacer. DC United comienza octubre con gran parte de esa labor hecha. Y será entonces, dentro de pocas semanas, cuando debamos contar su experiencia en la fase final. Desde ya podemos asegurar una cosa: el fútbol en Washington D.C. cambió para siempre, y fue obra de un inglés.

Gabriel Hidalgo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Related Posts

http://thelinebreaker.co/wp-content/uploads/2018/07/TRANSPARENTE-150x150-1.png

The Line Breaker © 2017-2018 Copyright. All Rights Reserved.

Creative Commons License