El Ruido del SouffléEl corazón de un Beef Wellington

Daniel Hinojosa4 meses ago6913 min

El nombre del platillo suena, a priori, desconocido para el gran público. Y es que, hasta para los expertos en las artes culinarias y su historia, sigue siendo un enigma el origen fidedigno del nombre “Wellington”. Algunos aseguran que el bautizo del plato fue un reconocimiento en honor a Arthur Wellesley, político y militar británico, quien fue el primero en portar el calificativo de “duque de Wellington” y se enamoró del platillo en una recepción en Nueva Zelanda. Otros afirman que simplemente fue la adaptación ingeniosa de un patriótico soldado británico, durante las guerras napoleónicas, del “filet de boeuf en croute” francés, para conmemorar la victoria del duque de Wellington sobre Napoleón Bonaparte en Waterloo.

Sea como fuere, la preparación se convirtió, con el paso de los años, en una de las insignias de la cocina británica. Y no es para menos, pues la concepción del plato es una cautivadora dicotomía indisoluble que atrapa a quién osa aproximarse. Por una parte, el caparazón del animal fantástico es un cuerpo de hojaldre suave y ligeramente grasoso que sirve como complemento perfecto del lomo de res jugoso y sellado, con aceite de oliva, ajo y sal, que se aloja en el corazón del animal. Su preparación es fatigosa y requiere de paciencia, pasión y precisión. Sin embargo, el resultado embriaga al comensal de tal forma que cada hora de sudor frío y trabajo manual se ve pagada en la amplia sonrisa que provoca cada bocado.

El laborioso armado de este y de la gran mayoría de platos de la alta cocina, guarda relación con la confección de las convocatorias y los oncenos titulares para los seleccionados nacionales. El seleccionador es un chef que debe armarse de paciencia, pasión y precisión, a la hora de diseñar la lista de jugadores que representarán a su nación en la cita mundialista. La tarea de Hernán Darío Gómez con Panamá es como la de un chef cuando se embarca en el viaje de culminar un Wellington exquisito. Él sabe que debe lograr una masa consistente para tener como resultado un buen hojaldre. Sin embargo, es consciente de que el propósito fundamental del hojaldre es acompañar de la mejor forma al lomo de res, que es el corazón y el gran insumo del plato.

La selección de Panamá cuenta con un elenco alternativo que Gómez debe conformar alrededor de su gran estrella, Román Torres. El portentoso central canalero es el robusto bife, plagado de virtudes futbolísticas, que espera tras el hojaldre. Y del éxito que tenga Gómez con la elaboración del hojaldre, dependerá también que dicho bife robusto pueda explayar, ante el paladar del público en Rusia, todo su potencial y su sabor. En el armado de la masa hojaldrada, compuesta por los Machado, Penedo, Cooper, Godoy y Pérez, estará la clave. Allí se decidirá si el comensal apartará el plato con desidia al encontrarse un hojaldre quebradizo y seco, o si, por el contrario, accederá con gusto hasta el fascinante y rocambolesco trozo de res, llevándose una agradable sorpresa por su contundente sabor. Esa sorpresa que sería para el mundo del fútbol ver a Panamá cruzar victoriosa un mar turbio con aguas contracorriente, como lo es su grupo en el certamen orbital, liderado por las embarcaciones opulentas de las poderosas Bélgica e Inglaterra.

La cena está en sus manos, Chef Gómez. Otórguenos el placer de degustar un tierno y logrado beef Wellington. Regálenos otro cuento de hadas centroamericano en Rusia. Haga brillar a Román.


Daniel Hinojosa

Editor/corrector de estilo. Narrador por catársis. Amante de la luz titubeante, que emana del foco averiado, en el polvoriento y lúgubre camerino del perdedor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Related Posts

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ author }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ author }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ author }}
http://thelinebreaker.co/wp-content/uploads/2018/07/TRANSPARENTE-150x150-1.png

The Line Breaker © 2017-2018 Copyright. All Rights Reserved.

Creative Commons License