Charla de CaféEntrevista a Aarón Ñíguez, el legado familiar

Gabriel Hidalgo7 meses ago17728 min

Aarón Ñíguez creció observando fútbol, cuando su padre –José Antonio– se desempeñaba como futbolista profesional en Elche, su ciudad natal. También creció con dos hermanos: Jonathan y Saúl, uno juega en la Segunda B con Elche CF y otro en La Liga con Atlético de Madrid. Es una familia muy futbolera. Los tres hermanos que hoy son jugadores profesionales siguieron los pasos de su progenitor. Y tras varios años, gozan de un deporte que supieron disfrutar desde que muy pequeños. Aarón habló en una entrevista exclusiva para The Line Breaker en donde contó su debut con Valencia CF, su paso por el Glasgow Rangers, Celta de Vigo, Elche CF, Sporting Braga y CD Tenerife; así como su presente en Real Oviedo y su experiencia en la selección española.

Gabriel: Casi 12 años después: ¿Cómo recuerdas el haber debutado como profesional en la UEFA Champions League y haberte lesionado en el mismo partido?
Aarón: Tuve la gran suerte de debutar de la mano de Quique Sánchez Flores en la Champions, ser hasta hoy en día el jugador más joven en debutar en esa competición con el Valencia CF es una estadística muy bonita. A ese partido llegaba tocado, con molestias. Pero Quique confiaba en mí desde el principio y quería aprovechar esa oportunidad. Ese tipo de partidos pueden marcar tu carrera, porque si terminaba haciendo un buen papel con 17 años, sobre todo en ese equipo del Valencia (con Joaquín, Vicente, Villa, Silva y Mata), seguramente tenía continuidad en el equipo. Estuve dos meses apartado por una rotura, tuve que empezar de cero, hacer pretemporada y demás. En el mundo del fútbol hay que tener ese momento indicado, ese momento oportuno. También que la suerte esté de tu lado. Tuve esa lesión y traté de afrontarlo de la mejor manera posible, pero seguramente marcó parte de mi carrera.

Dice mucho de ti el haber pasado por todo eso y en los años consiguientes, ir a Escocia y ser campeón, ir a Grecia y hacerlo bien. Animarte a salir, para después volver y ser lo que eres hoy en día.
Son decisiones que se van tomando. En aquella época fui a Xerez (temporada 2007/2008) en una categoría distinta donde me costó adaptarme. Luego tuve que ir a Grecia porque para el mercado de invierno no estaba teniendo minutos y venía el Europeo Sub-19. Grecia me dio la oportunidad de crecer y tener continuidad. Después me fui a Escocia donde fui campeón, pero no tuve esa continuidad que hubiese querido. Quería volver al fútbol español y llegué al Celta de Vigo, pero me rompí los ligamentos, así que tuve que empezar de cero.

¿Y cómo es tomar esa decisión final de salir a otro equipo, a otro país, en busca de sumar minutos?
Bueno no fue fácil, al final tenía 18 años. Estaba en ese momento donde no me encontraba a gusto en el sentido profesional. No tenía minutos y quería reencontrarme con mi fútbol, así que tomé la decisión de salir. Tuve la gran suerte de jugar contra equipos de historia como Olympiakos, AEK Athenas y Panathinaikos. Tener continuidad contra esos equipos y esos jugadores, me fue muy bien. Al final tomé una buena decisión que viendo al pasado fue acertada.

Escocia. Campeón.
Hago una buena temporada en Grecia y después apareció Glasgow Rangers. Jugué Champions. Es cierto que el fútbol escocés es mucho más físico, mucho más directo y debido a mis características, era un poco más complicado. Crecí mucho, traté de madurar mucho más rápido. Después apareció el Celta y tenía ganas de volver a España. Recibí la llamada del míster Eusebio Sacristán, esas cosas ayudan muchísimo para la confianza del jugador.

No puedo dejar de preguntarte por todo lo que vivió Rangers en la década siguiente: el descenso a cuarta división.
Fue un impacto enorme. Cuando llegas a un club tan grande que fue campeón de ligas, de copas y a los pocos años se va al descenso por temas administrativos, es muy impactante porque a la larga mantienes el contacto con algunas personas del club. Todo fue muy complicado. El haber vivido un Rangers vs Celtic es grandioso, es un partido que le da vida a ese país y por varios años no lo vivieron.

Hoy en día la Liga 123 tiene una competitiva que quizás no tenía tiempo atrás. Cualquier equipo que encarrila un buen inicio de campaña, se mete en la pelea por el ascenso. ¿Podemos hablar de que es más competitiva que la Primera División?
Te diría más pareja. En Primera División hay 4 o 5 equipos que son inalcanzables, pero en la Segunda todos somos muy parecidos, muy iguales. Ahora hay 10 equipos luchando por el ascenso. Diría que es mucho más igualada que la Primera, porque al final los grandes siempre serán los mejores.

Hablanos del Real Oviedo. Junto a otros equipos como Huesca, Cadiz y Numancia comandan parte de la lucha por el ascenso. ¿A qué se debe que estos equipos, luego de tantos años intentándolo, parece que ahora si pueden lograr el ascenso?
Al final todas las plantillas son muy parecidas. En Oviedo las sensaciones son muy buenas. Tenemos la fortuna de que hemos estado mucho tiempo en la parte alta, pero es cierto que dos malos resultados te dejan afuera. Nos sentimos con fuerza para encarar esta recta final de temporada, pero pensamos en cada partido.

Precisamente comentaste en alguna entrevista anterior que en la Segunda de España, si pierdes dos partidos consecutivos, te cambian todos los planes.
Así es. Todo es muy igualado, muy difícil. Tenemos que mantener la mentalidad de siempre levantarnos y siempre pelear.

¿Qué te pide Juan Antonio Anquela tácticamente?
En ataque tengo más libertad, así que me pide que tenga la pelota, que sepa que tengo la confianza de todo el cuerpo técnico. Eso es muy importante, este equipo me ha demostrado la total confianza para desarrollar mi juego.

¿Cómo se define Aarón Ñíguez?
Es cierto que la madurez te hace crecer como futbolista. Ahora me siento con más confianza. He mejorado muchísimo tácticamente. Siempre tuve como carencia defender, pero últimamente lo he ido mejorando mucho.

Elche CF. El haber jugado en el equipo de tu ciudad en Primera División.
Fue un sueño hecho realidad. Al final el futbolista quiere jugar en su casa y en Primera División, fue un bonito sueño. Ha sido una de las mejores etapas de mi vida.

¿Y cómo fue salir del equipo de tus sueños? ¿Cómo es afrontar el final de un ciclo en un club tan especial?
Pues como todo sueño, siempre te despiertas. Creo que fue un despertar como pesadilla, porque después de hacer números muy buenos y afianzarnos en Primera, llegó el descenso administrativo. Nadie lo esperaba. Por gente que hace las cosas mal, te repercute a ti. Fueron momentos muy difíciles, muy duros. La gente lloraba, dio rabia e impotencia. Incluso llegué a pensar de sí tenía o no la ilusión de volver a jugar al fútbol.

Mundial de Egipto 2009. España llegó como protagonista por lo hecho en el Europeo y en los Juegos Mediterráneos. Yo soy venezolano y recuerdo el gol que le hiciste a mi selección en aquel entonces. Por supuesto que no me imaginaba hablar contigo 9 años después.
Vestir la camiseta de la selección siempre es muy especial, y más ser protagonista. Fue muy especial todo lo que viví en Egipto, como le digo a mi hermano (Saúl), vestir la camiseta y en un mundial es muy bonito y lo disfrute al máximo.

En esa selección estaban César (Azpilicueta), Jordi (Alba) y otros jugadores muy importantes. ¿Hablas todavía con alguno de ellos?
Hablo bastante con varios, no a diario pero si bastante. Fran Merida estaba también en esa selección, Sergio Asenjo, Dani Parejo. Había un nivel bastante alto en ese combinado.

Hay muchos jugadores españoles, como Mikel Arteta por ejemplo, que no pudieron llegar a la absoluta. Tu fuiste parte de una generación que la gran mayoría, no pudo entrar en el selecto grupo de la mayor, en medio de dos Eurocopas y una Copa del Mundo. Cumpliste todos los procesos, pero al final costó.
Cuando España ganó el mundial, yo no estaba rindiendo como lo hice en Valencia o con las selecciones menores. Pasaron muchísimas cosas. Recuerdo cuando iba a los clasificatorios de la Sub-21 y me rompo la rodilla. Yo ahí supe que iba a ser muy complicado vestir la camiseta de la selección mayor. El fútbol da muchas vueltas. Esa fue mi historia.

Tenemos que hablar sobre tu familia. El haber crecido desde muy pequeño con un padre que era futbolista profesional. La influencia de tu familia en tu carrera.
Pues todo. Mi padre es la persona que más culpa tiene de quién soy hoy en día como profesional. Y el haber crecido junto a mis hermanos también ayuda. Crecimos bajo unos hábitos que nos inculcaron nuestros padres. Desde los 8 o 9 años dormir la siesta, alimentarse bien, entrenar, ser constante, hacer mucho juego de balón, perfeccionar la técnica. Mi hermano mayor (Jonathan) me sirve como referencia y entre los tres nos hemos ayudado mucho.

¿Cómo se ve Aarón Ñíguez de aquí a lo que queda de su carrera?
Me siento mejor, más fuerte. Preparado para mejorar mi carrera aún más de lo que es actualmente.

¿Hacia donde va el fútbol español?
El techo de la selección es muy alto, ya que desde hace mucho tiempo las cosas se están haciendo muy bien, por eso hemos conseguido tantos éxitos. El fútbol español tiene un crecimiento muy bueno, hay que seguir cuidando todo lo que se ha hecho hasta ahora.

¿Y hacia donde va la sociedad española? ¿Cómo se ven de aquí a los próximos años?
Por el bien de todos, que las cosas sigan normal. Siempre hubo problemas, pero creo que al día de hoy se están haciendo más esfuerzos sociales y políticos para que España sea un mejor país.

Gabriel Hidalgo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Related Posts

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ author }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ author }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ author }}
http://thelinebreaker.co/wp-content/uploads/2018/07/TRANSPARENTE-150x150-1.png

The Line Breaker © 2017-2018 Copyright. All Rights Reserved.

Creative Commons License