BreakerMax: la nueva esperanza de Údine

Fabrizio Cuzzola8 meses ago11113 min

Hay familias que tienen la dicha de tener cómo patrimonio familiar el amor y la pasión de toda una ciudad. Giampaolo Pozzo es uno de esos afortunados. Junto a su hijo Gino están al mando del Udinese Calcio, actualmente en la Serie A del fútbol italiano.

El fútbol es negocio y, por ello, Udinese es uno de los centros de atención del calcio italiano: el equipo que mejor compra y vende, manteniéndose siempre atento al mercado latinoamericano y al de ligas menores europeas: por las calles de Údine han circulado jugadores como Roberto Sensini, Oliver Bierhoff, Vincenzo Iaquinta, David Pizarro, Martin Jørgensen, Antonio Candreva, Christian Zapata, Samir Handanovic, Juan Guillermo Cuadrado, Mauricio Isla, Mehdi Benatia, Pablo Armero, Gökhan Inler y Alexis Sánchez, quienes hoy son considerados parte de la historia futbolística de sus países y que, tras mostrar su potencial en Friulli, encontraron destinos mayores para seguir sus carreras.

El otro cuadro ‘bianconero’ de Italia nunca fue un equipo que se colara entre los grandes, pero siempre dio pelea y se metió en puestos de Europa League. En 2016 se retiró Antonio di Natale, capitán y referente del equipo que acabaría dieciseisavo en Serie A. Tras Guidolín, el banquillo de Udinese vió seis entrenadores en cuatro años (Stramaccioni, Colantuono, di Canio, Iachini, del Neri y Oddo) y pareciera que sólo el último tuviese definida una idea de juego.

Massimo Oddo aterriza en Udinese el 21 de noviembre de 2017, con un precedente positivo en Serie B (ganando el ascenso con Pescara) y negativo en Serie A (con el mismo equipo acabó colista y fue destituido en febrero). Su misión era revertir el mal precedente que el equipo tenía con Del Neri y darle un estilo de juego al club. Cinco victorias consecutivas y apenas una derrota devolvieron la esperanza de Europa League a ‘gli friuliani’, quienes se metieron octavos al final de la primera vuelta. La mezcla veteranía-juventud lo hace un equipo muy interesante para analizar.

Pese a que con Pescara era más común formar con un 4-3-1-2, Oddo entiende que la cantidad de volantes de calidad con las que cuenta el Udinese son más propicias para jugar 3-5-2, muy de moda en el fútbol italiano desde la llegada de Antonio Conte a la Juventus.

Albano Bizzarri a sus 40 años recupera la vigencia y se impone sobre unos jóvenes Scuffet (21) y Borsellini (19) bajo los tres postes. Samir, Danilo y Nuytinck se han mostrado como defensores centrales de solidez, mientras que Sylvan Widmer y Ali Adnan (o Giuseppe Pezzella) simbolizan al clásico lateral reconvertido a carrilero y, por ahora, son las joyas exportables del equipo.

Jakub Jantko y Seko Fofana han levantado miradas también en Serie A. Relacionados con clubes como el AC Milan, el primero aporta inteligencia en la salida mientras que el franco-marfileño el músculo junto a Valon Behrami. Teóricamente es el media-punta de la formación, aunque su verdadero rol ha sido de pívot durante toda su vida.

En ataque, Rodrigo de Paul se ha consagrado como la joya en la delantera del Udinese. Un jugador desequilibrante con libertad de movimiento que Valencia CF desaprovechó en sus filas. Seis asistencias y cuatro goles en los 19 juegos de Serie A en esta temporada para el oriundo de Sarandí, que junto a Kevin Lasagna representan peligro puro frente al arco rival. El ariete italiano registra siete goles y tres asistencias en sus 17 partidos por liga. Con pasado en Carpi, se muestra como un centrodelantero inteligente en su ubicación y finalizador letal. Quien al principio perfilaba como titular -Maxi López- ha quedado como una opción de relevo cuándo la partida se empieza a complicar.

La facilidad de este parado táctico es la variabilidad que muestra. Cuándo el estilo de juego se torna defensivo, de 3-5-2 pasa a jugarse 5-3-1-1, con De Paul y Lasagna como los rebeldes solitarios en ataque, que podrían ser acompañados por los despliegues de los carrileros, Widmer y Adnan/Pezzella.

Con el reciente empate ante SPAL (1-1), Oddo reafirma su buen andar en Serie A, sumando seis victorias y dos empates en sus ocho encuentros dirigidos en el elenco bianconero. De cerrar un buen año, llegarán ofertas por los jóvenes talentos de este equipo y Oddo podrá visualizar a aquellos muchachos que hoy no son protagonistas, pero que entrenan con el equipo y esperan su oportunidad de brillar: Pontisso, Balic, Garmendia, Ingelsson, Jaadi, Perica, entre otros.

Fabrizio Cuzzola

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

http://thelinebreaker.co/wp-content/uploads/2018/07/TRANSPARENTE-150x150-1.png

The Line Breaker © 2017-2018 Copyright. All Rights Reserved.

Creative Commons License