ColumnasOpiniónEl agotamiento de un sistema

Daniel Deuder González7 meses ago12704 min

Cada año se repite la misma historia. Llega el mes de diciembre y aparece una piedra inmensa en el camino. Piedra, claro está, para los grandes equipos de la zona UEFA. Y es que el Mundial de Clubes sigue siendo un torneo que no interesa más que a las confederaciones menos mediáticas del planeta. Es decir, que solo les interesa a confederaciones que representan a más del 75% de la población mundial.

Un Mundial de Clubes condicionado y dirigido
Este torneo, con el formato actual, no puede atraer la atención de aquellos que disfrutamos con el fútbol que no acapara titulares. Un Mundial de Clubes que, por sistema, ningunea a un campeón continental no es defendible. Estamos ante unos días de diciembre en los que, siempre, el campeón oceánico se ve relegado a lo más insulso del torneo. Relegado a tener que pasar una prueba de nivel para ser aceptado en el olimpo del fútbol. Y todo ello a pesar de que ya en el pasado el representante de la OFC ya dio muestras de capacidad.

Era la edición del 2014 y el Mundial de Clubes se alojaba en Marruecos. Allí, en el norte de África, Auckland City se elevó sobre todos los demás. Superó al anfitrión y al campeón africano para sucumbir, tan solo, a una prórroga eterna ante el campeón sudamericano. Fue una gesta que tuvo relevancia y que, por unos días, colocó al fútbol kiwien un lugar de privilegio. Una posición conocida para sus hermanos del rugby, pero no para los asiduos del fútbol oceánico.

Y es que estamos ante un torneo dirigido para dar lucimiento a los grandes protagonistas habituales. Representantes UEFA y CONMEBOL parten con una ventaja absoluta. Clasificados directamente para semifinales este torneo ya no representa un objetivo en sus planificaciones anuales. Sin embargo, como pudimos ver también en esta ocasión, el fútbol se empeña en seguir su curso.

2017, final anticipada
Esta vez si. Ahora Gremio y Real Madrid podrán disputar su particular Intercontinental. Sin embargo, en la retina de los aficionados quedará la actuación de actores secundarios que, por un día, fueron protagonistas. Ali Khaseif ha sido un caso especial este año. De las burlas iniciales sobre su calidad a la admiración por sus reflejos bajo palos. Ali Mabkhout también suma su parte de protagonismo. Delantero de calidad, inteligente de espaldas al arco rival y con una capacidad de desmarque que justifican sus números la pasada campaña en el torneo local.

Dos jugadores que ya son conocidos, al menos durante los próximos días. Además, jugadores de una zona del planeta que, salvo por el trabajo de la Academia Aspire, no exporta jugadores fuera de su ámbito de actuación. Quizá este sea un empujón a que los ojos de los clubes europeos se vuelvan hacia un fútbol que atesora calidad y deficiencias tácticas a partes iguales.

El año pasado Kashima Antlers aprovechó su oportunidad. Yu Kobayashi fue protagonista en la primera semana del torneo y Gaku Shibasaki en la segunda y definitiva. Al segundo le valió para que el C.D Tenerife y el Getafe C.F. después, se fijaran en su calidad. Y, porque no, le abrieran las puertas a una selección que acumula talento en su zona del campo. El Mundial de Clubes de esta temporada tendrá el campeón que quiere la FIFA. Sin embargo, como siempre, el protagonismo y el recuerdo se lo llevan jugadores de menos calado mediático. Al menos para eso nos sirve este torneo.

El Real Madrid vencedor del torneo
Finalmente el campeón europeo se alzó con el título en este Mundial. La FIFA, esta vez sí, tuvo su final soñada. Aunque, paradojas del destino, el campeón en ninguno de los dos encuentros disputados mostró su mejor versión. Mientras tanto, seguimos viviendo un torneo en el que el campeón apenas le presta atención y quien más lo prepara, lo cuida y lo valora se ve, año tras año, ninguneado. Quizá y solo quizá algún año veamos un torneo en igualdad. Asia, África, Oceanía y América del Norte se merecen más respeto. Al fin y al cabo, “solo” representan a más del 80% de la población mundial.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Related Posts

Détails

Détails

2 semanas ago
3 min 418
Crecer en el sendero

Crecer en el sendero

2 semanas ago
3 min 500
http://thelinebreaker.co/wp-content/uploads/2018/07/TRANSPARENTE-150x150.png

The Line Breaker, 2018 © All Rights Reserved